Cómo hacer una carta de presentación

carta de presentación

Actualizado el miércoles, 22 septiembre, 2021

A la hora de aplicar a una candidatura de trabajo, si quieres destacar en el proceso de selección, es importante que, además del Currículum Vitae, incluyas una carta de presentación para añadir aquella información extra que no está en tu CV. Si quieres saber qué es una carta de presentación y cómo hacerla para dejar al reclutador con la boca abierta, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una carta de presentación?

Antes de ponerte manos a la obra a hacer tu carta de presentación, tienes que tener claro a qué nos referimos cuando hablamos de carta de presentación. Se trata de un documento que, si está elaborado de manera correcta, puede elevar tus oportunidades de ser seleccionado para el puesto de trabajo.

El principal objetivo de una carta de presentación es captar la atención del reclutador de la empresa. Mi consejo es que aproveches este documento para presentarte de manera más extensa y personal, además de dejar claro por qué mereces ese puesto de trabajo, qué valor puedes aportar a la compañía, cuáles son tus objetivos profesionales, qué te apasiona, etc.

Consejos para elaborar una carta de presentación

  1. Tiene que ser única. Lo más correcto es que hagas una carta de presentación para cada empresa a la que vayas a aplicar. Por el contrario, se convertirá en un documento demasiado genérico y no te permitirá realmente captar la atención del reclutador.
  2. Brevedad. La carta de presentación suele tener una extensión de una cara de folio como máximo. Para no extenderte, te aconsejo que detectes bien qué quieres contar en tu carta y uses un lenguaje claro y conciso.
  3. No es un CV. Recuerda, una carta de presentación no es un Currículum Vitae, por lo que tiene que seguir una estructura diferente que te explicaré más adelante.
  4. Formal y seria. Trata de alejarte del lenguaje coloquial o informal. Aunque no tenga que seguir la misma estructura que un CV, es importante que emplees un lenguaje formal tal y como lo harías en una entrevista. Esto demostrará tu seriedad y compromiso ante la empresa.
  5. Infórmate muy bien sobre la compañía. Antes de elaborar la carta de presentación, es fundamental que conozcas profundamente los objetivos y necesidades de la empresa a la que estás aplicando. Esto mostrará tu interés por ese puesto de trabajo y, sobre todo, que eres la persona idónea para el mismo.

Estructura de una carta de presentación

Ahora que ya conoces más a fondo qué es una carta de presentación y cómo elaborarla con éxito, es importante que conozcas la estructura y el formato que tiene que cumplir:

  • Encabezado. Lo primero que tiene que tener tu documento es un breve encabezado en el que incluyas tus datos personales como nombre y apellidos, dirección, teléfono de contacto, correo electrónico, etc. En este apartado también tienes que añadir los datos de la persona a la que va dirigida la carta de presentación, la dirección y nombre de la empresa. Esto hará que sea un documento más personal.
  • ¡No te olvides de saludar! Puede parecer lógico, pero ocurre que muchas veces arrancamos una carta de presentación como lo haríamos en un CV y eso es un grave error. Recuerda que estás dirigiéndote a un reclutador y tienes que llamar su atención. Usa un saludo sencillo pero cordial comenzando con “estimado/a”, “apreciable”, etc. Si desconoces el nombre de la persona, comienza tu carta de presentación con un “estimado/a representante de Recursos Humanos” o “al departamento de Recursos Humanos”.
  • Introducción. Ahora sí, ¡vamos al lío! Llegados a este punto es hora de que incluyas una breve presentación sobre ti, tus objetivos profesionales, tus intereses, tus habilidades y experiencias laborales, etc.
  • Cuerpo. Aquí debes convencer al reclutador de por qué eres la persona idónea y cualificada para ese puesto de trabajo. Junto con la introducción, el cuerpo es el punto más importante de la carta de presentación, así que tómate tu tiempo para detectar tus competencias, tus logros, etc. Solo de esta manera conseguirás atraer y captar la atención del representante de RRHH para una entrevista personal.
  • Llama a la acción. Igual de importante es saludar como despedirse. Así que no te olvides de cerrar tu carta de presentación de manera poderosa. Una buena forma de hacerlo es ‘llamando a la acción’ y mostrando tu interés para cerrar una futura entrevista.
  • Despedida y firma. No te olvides de firmar con tu nombre y despedirte de una manera breve, formal y sencilla.
Carta de presentación

Si quieres saber más sobre este tema o tienes dudas sobre cómo hacer un CV, no dudes en contactarnos. Además, recuerda que, puedes encontrar tus prácticas formativas en nuestro portal Talentoteca.

Sonia Muñoz
Últimas entradas de Sonia Muñoz (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram