Cómo opositar sin morir en el intento

Prueba de subtitulo
chica estudiando con ordenador

Opositar ha sido siempre una de las opciones a la hora de enfrentarnos al mundo laboral. Aunque no todo el mundo está dispuesto a pasarse un largo tiempo extra delante del libro, lo cierto es que algunos perfiles toman esta decisión año tras año.

Si eres de esos que ha decidido tirarse a la piscina, os traemos 10 trucos para no desesperar en el intento y conseguir llevarlo de la mejor manera posible.

Antes de nada, debéis estar seguros y convencidos de vuestro objetivo; unas oposiciones conllevan mucho tiempo y es fácil abandonarlas si no contáis con la motivación suficiente. Una vez visualicéis vuestra meta y establezcáis unos tiempos, tened en cuenta los siguientes consejos:

  • Organizarse y planificar de forma realista
  • Acondicionar un lugar de estudio cómodo, espacioso y tranquilo
  • Comenzar el estudio subrayando, haciendo esquemas, resúmenes y reglas nemotécnicas para comprender antes de memorizar
  • No descuidar la alimentación ni las horas de sueño
  • Recurrir a academias o profesores particulares para reforzar las pruebas finales
  • Entender las oposiciones como un trabajo en sí
  • Adaptar los métodos de estudio según los tipos de prueba
  • Planear la semana y tomar los descansos oportunos, tanto fines de semana como vacaciones
  • Reservar tiempo suficiente para hacer repasos
  • Evitar comparaciones: cada uno estudia a su ritmo y con metas diferentes

Recordad que, aún con todos estos trucos, opositar no es fácil y no siempre se consigue el objetivo a la primera. Por ello, el último consejo que os podemos dar es no desesperar y tener presente vuestro objetivo. ¡Mucho ánimo!

Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram