Consejos para afrontar el estrés laboral

afrontar estrés laboral

Hoy recogemos algunos consejos para afrontar el estrés laboral, una de las formas de estrés más común según los expertos. Y es que trabajar lejos de casa (tener que ir y venir en transporte público, los atascos todas las mañanas, la presión y carga de trabajo a la que muchas veces estamos sometidos…) o, en este caso, trabajar desde el domicilio, a veces pasa factura.

Las situaciones de estrés prolongadas pueden traer consecuencias perjudiciales tanto para nuestra salud física como mental, y puede dañar incluso nuestras relaciones sociales y laborales, por eso es muy importante en la medida que podamos, intentar reducirlas o ponerles fin.

Por ello, hoy os traemos algunos de los mejores consejos para afrontar el estrés laboral.

La primera pauta que la mayoría de psicólogos y profesionales recomiendan, es la de intentar identificar qué factores o situaciones son las que nos están generando estrés, para poder analizar cómo ponerle solución. Hacer una lista donde describas las situaciones en las que te sientes con mayores niveles de estrés, los lugares, las personas etc., te facilitará comprender qué es lo que te está generando dicho estrés y cómo poder solucionarlo.

Una vez hayamos conseguido localizar cuáles son estos factores estresantes, y aunque parezca obvio, es un muy importante que los resolvamos dándoles respuestas saludables.

Para ello, algunos de los mejores consejos para afrontar el estrés laboral son:  

  1. Establece unos límites claros entres la jornada laboral y tu vida personal. Sobre todo actualmente que muchos ciudadanos están trabajando desde sus casas, saber desconectar es un factor clave para reducir el estrés laboral, y aunque a veces es complicado, apagar el teléfono de la empresa, silenciar el correo electrónico, y establecernos límites y horarios es esencial. Tenemos que tener claro cuál es nuestro horario de trabajo.
  2. Hacer deporte o cualquier tipo de actividad física. Gran cantidad de estudios han demostrado los beneficios que tiene para nuestra salud tanto física como mental hacer deporte, ya que estimula la generación de las llamadas endorfinas, hormonas asociadas a sentimientos de bienestar y felicidad. No es necesario ir a un gimnasio para poder movernos, y es que incluso durante la cuarentena, hay muchas alternativas para hacer ejercicio dentro de casa para los cuales no necesitas equipación alguna, solo tu propio cuerpo, cualquier espacio de la casa y tus ganas de moverte.
  3. Poner en práctica actividades de relajación como el yoga, la meditación, Pilates, relajación muscular progresiva, etc. Tomarte 10 minutos al día tras llegar del trabajo o tras acabar tu jornada laborar para hacer este tipo de actividades ha demostrado tener beneficios como reductor del estrés y la ansiedad, y al igual que sucede con el ejercicio físico, no es necesario salir de casa para practicarlo.
  4. Establecer un buen ambiente y lugar de trabajo. Especialmente en la situación actual en la que nos encontramos, mantener un ambiente de trabajo ordenado, limpio y lo más tranquilo posible es esencial. Tener buen ambiente con tus compañeros y sentirte cómodo en el lugar de trabajo, ayuda a reducir las situaciones de estrés laboral.
  5. Tomar pequeños descansos a lo largo del día. Muchas veces la mejor manera de despejarnos y mirar las cosas desde otra perspectiva es tomarnos un pequeño descanso de 5-10 minutos y levantarnos de nuestro lugar de trabajo, ya estés en casa o en la oficina. Cada cierto tiempo nuestro cerebro necesita desconectar de la tarea que estamos haciendo, para poder seguir rindiendo al máximo.  
  6. Realizar actividades fuera de casa o de la oficina. Intenta realizar alguna actividad al aire libre todos los días, aunque sea durante media hora. Está demostrado ser una buena técnica para combatir el estrés. Aunque ahora no es el mejor momento para salir a la calle, aprovecha si tienes terraza, patio o incluso una ventana donde poder tomar un poco el aire.
  7. Establecer rutinas y hábitos como si estuviéramos en la oficina (madrugar, arreglarse, vestirse, etc.). El trabajo desde casa permite mayores libertades que el presencial, pero es recomendable que se afronte con los mismos hábitos que se afronta una actividad fuera del domicilio. “Los simbolismos son importantes y ayudan a nuestro cerebro a ponerse en marcha” y reducen la sensación de incertidumbre y estrés.
  8. Otra manera de afrontar el posible estrés causado por trabajar desde casa es la de establecer una zona concreta de la casa para trabajar (si es posible), que se diferencia del resto de lugares de “ocio”. Evitareos trabajar en el sofá, la cama o la cocina, e intentando mantener la habitación iluminada, ventilada y lo más ordenada posible.
  9. Establecerse horarios claros y listas de tareas prioritarias mientras trabajamos también es una muy buena manera de reducir el estrés laboral, especialmente al trabajar desde casa, ya que ayuda a gestionar el trabajo y organizarse, especialmente cuando no tenemos el apoyo de nuestros compañeros, o un superior que nos supervise, evitando agobios o “atracones” de última hora.  
  10. También es muy importante mantenernos conectados con los demás durante la jornada laboral, por eso, trabajar desde casa puede generar sensación de soledad y desconexión, que, a su vez, puede llegar a generar estrés y ansiedad. Por eso es importante que te relaciones con tus compañeros como si estuvieras en la oficina.
  11. Por último, si te encuentras en una situación en la que sufres estrés laboral, ya sea en la oficina o en el trabajo desde casa, va a ser clave poder hablar con tu supervisor o superior para contarle la situación en la que te encuentras y que podáis intentar solucionarlo. Así pues, un trabajador que se encuentra saludable es mucho más productivo que cuando sufre estrés o se encuentra en una mala situación laboral. Junto a esto, buscar una buena red de apoyo es esencial. Intenta encontrar personas, o profesionales en el caso de que fuese necesario, con los que puedas hablar de tu situación y compartir cómo te sientes.
Laura Romano
Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram