Consejos para hablar en público

hablar en público

Actualizado el jueves, 16 abril, 2020

Una de las cosas que he ido aprendiendo a lo largo de la vida (y no tiene nada que ver con la edad) es que el ser humano aún no tiene la capacidad de leer la mente. A la hora de dar consejos para hablar en público la máxima a tener en cuenta es que los que nos escuchan no saben lo que queremos transmitir y, por tanto, lo que digamos será el único material que nuestro público tendrá para interpretar el mensaje que queremos dar. Independientemente de que nosotros tengamos una intención u otra, si no sabemos explicarlo es como si no lo hubiéramos dicho.

Trucos para organizar el discurso al hablar en público

  • Es importante tener un guión de lo que queremos decir y, si lo tenemos escrito, podemos incluso llevarlo como una buena chuleta para consultar.
  • La práctica previa de la charla o la visualización del taller o acto que vayamos a hacer, nos ayuda a conectar con momentos donde sabemos que lo hacemos bien. Al menos, grábate un par de veces y escúchate para verte.
  • La pregunta “¿Qué querría yo que esta gente estuviera hablando de mi charla si después de verme se fueran a tomar una cerveza con amigos?” puede ayudarte a saber los mensajes “foco” a los que puedes volver si el guión se te olvida.
  • Estoy leyendo un libro de Elisabeth Benavent (“muy de millenial” dirían algunos) y uno de los personajes es profesor de literatura. Llega a la clase y nadie le presta atención. Entonces les agrupa en cuatro grupos y les dice que cada uno le haga una única pregunta (de lo que quieran, aunque sea personal) Lo que hace es hilar esa pregunta con el tema de la literatura histórica. Por tanto, una herramienta para el “foco” es poner a los demás a hablar mientras tú pones en claro tus ideas y llevas la conversación y comunicación donde desees. Consejo para quienes les guste experimentar con su público.

Trucos para controlar los nervios de hablar en público

Asume que los nervios no van a desaparecer nunca. Por muchas presentaciones y reuniones que hagamos, el público cambia y por eso cada charla es como un nuevo partido de futbol cada vez que sales al campo. Los nervios nos mantienen en alerta: es bueno darles la bienvenida y saber ir de la mano con ellos. No van a irse, pero te molestarán menos si les dejas estar contigo. Actuando así, en los primeros 20 segundos ya no les darás la misma atención y tu público estará contigo.

Por último, aunque parezca obvio, asegúrate que ese día no estrenas nada. Y cuando digo nada, es nada; ni traje, ni ropa interior que te apriete, ni zapatos. Ya tienes bastante con sentir cómo está tu cuerpo de erguido o dónde tienes colocado el micro o lo que tengas para hablar como para sentir esa goma que se clava, ese zapato que molesta o ese traje con el que te sienes tan fuera de ti. Utiliza colores llanos y preferiblemente neutros, salimos mejor en las fotos que si llevamos rayas, flores o esos tonos llamativos que para ir por la Gran Vía están bien, pero para estar delante de tu audiencia igual pueden despistarles (a menos que sea una de tus estrategias de comunicación).

Recuerda que las personas que te escuchan no volverán a ser las mismas que antes de tu charla, toma nota de estos consejos para hablar en público, hazlo por ellos y ¡disfruta!

Carolina Martin
Últimas entradas de Carolina Martin (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram