12 consejos para superar la vuelta de vacaciones

consejos para superar la vuelta de vacaciones

¿Qué tu no necesitas nada para volver a la rutina? JA! Aquí van 12 consejos para superar la vuelta de vacaciones. Porque a todos nos llega ese momento en el que eres consciente de que el esperado y deseado descanso ha terminado.

¿Por qué es necesario superar las vacaciones?

Porque nos encantan. Vacaciones significa romper una rutina, un deber u obligación… para descansar y desconectar, o así debería ser en todo caso. Asimilamos en nuestro cerebro “vacaciones” como algo positivo, una recompensa e incluso felicidad.  Obviamente cuando una sensación así termina tiene sus consecuencias.

Este momento puede afectarte más de lo que crees en función tu situación personal y profesional pudiendo ser un verdadero martirio para algunas personas. A continuación, te vamos a dar 12 consejos para superar la primera semana de vuelta de vacaciones.

Acepta la situación.

Es fundamental ser consciente de que nuestro cerebro va a experimentar un cambio. Volver a unos horarios definidos y una rutina no va a ser percibido de manera positiva, es normal y es temporal.

Tómate tu tiempo.

Aunque probablemente necesites más de un día para superar la vuelta de las vacaciones, es increíble lo rápido que el ser humano recupera el ritmo.

Haz descansos de 3-5 minutos siempre que lo necesites, no te agobies, y no te sientas mal por la sensación de ser improductivo los primeros días.

Empieza desde casa.

El día antes de volver, dedica 30 minutos al menos en recuperar el punto de situación. Recuerda donde te quedaste antes de vacaciones, que proyectos tienes abiertos, que asignaturas tienes esa semana, que tareas van a ser prioritarias, incluso abrir el email y tantear que vas a encontrarte te ayudarán al dio siguiente.

Planifica. Crea un “To-do list

Vas a tener la cabeza en mil sitios, ayúdate a ti mismo escribiendo una lista de tareas y objetivos para ese primer día. Es la manera de recordarte constantemente que es importante. Prioriza. Probablemente necesites esta lita los próximos 3 días.

Fomenta interactuar con tus compañeros.

Ya sea presencial o digitalmente, habla de las vacaciones, comparte tus experiencias, escucha las suyas, novedades en la empresa, noticias, vuélvete a sentir parte del equipo hará tu vuelta más llevadera.

Dedica tiempo a hobbies o planes.

Vuelves a la rutina, pero parte de esa rutina también son hobbies y actividades “extra” que no hemos tenido durante las vacaciones. Especialmente la primera semana es fundamental compensar las horas de trabajo con horas de ocio/hobbies que nos distraigan. Volver a ver amigos, salir fuera a cenar, vuelta a las clases de yoga, los partidos de fútbol y pádel, el gimnasio, las clases de fotografía… Todo esto no solo hace que sea menos pesada la vuelta, sino que nos recuerda que volver tiene aspectos positivos que también disfrutamos.

Recupera la ilusión por los fines de semana.

Vuelven los “Fri-YAY” y los sábados para desconectar y sacarles el máximo partido. Coge un calendario y, tu primera semana de vuelta de vacaciones, planea los próximos fines de semana. Llénalos de planes y actividades y date cuenta de que no es necesario, ni sano, vivir por y para las vacaciones.

Escucha música. 

A todo trapo. Me da igual tu gusto musical, pero ese primer día cuando te levantes y cuando salgas de trabajar apóyate en la música para dar estímulos positivos a tu cerebro.

Agradece y relativiza.

Es una práctica que debería ser diaria pero especialmente cuando estas de vuelta de vacaciones. Sin importar si adoras tu situación actual o no, haz el ejercicio y comprueba que siempre tenemos algo que agradecer y de lo que sentirnos afortunados. Todo puede ir a peor, asique agradece el momento que estás viviendo.

Párate y reflexiona: las vacaciones dejarían de ser vacaciones si no tuvieras un trabajo, unas prácticas o estuvieras estudiando. Las valoras y las disfrutas porque sabes que es algo temporal, merecido después de un esfuerzo. Créeme, si vivieras constantemente en “vacaciones” perderían su valor.

Cambia la actitud.

TODOS sufrimos la vuelta de vacaciones, tu sufrimiento no es mayor que el de tu jefe. Tener una actitud negativa y depresiva por volver solo te perjudica a ti. Bienvenido a la vida adulta.

Evita mirar cuando son las próximas vacaciones.

Difícil, lo sé, pero que no sea ese tu objetivo, salvo si es una motivación para ahorrar y para levantarte cada mañana con energía. Insisto es un error vivir por y para las vacaciones.

Echa el Euromillón los martes y los viernes.

La esperanza es lo último que se pierde y oye, quién sabe si llega el día en que estas tips dejen de resultarte útiles.

Esperamos que todos superéis vuestra primera semana con ilusión y ACTITUD.

Carlota Fernández
Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram