¿Qué es y para qué sirve el pensamiento exponencial?

joven pensamiento exponencial

Hemos escuchado y leído tantas veces eso de “pensar diferente” que estas palabras han perdido su valor. Si acaso, cuando alguien hace uso de esta expresión o bien recordamos aquel slogan de Apple de los noventa o bien lo relacionamos con la creatividad y el tener ideas. Desde luego, muy pocos relacionan el pensar diferente con el pensamiento exponencial (sobre todo porque muchos no saben qué es el pensamiento exponencial).

Pensamiento lineal vs. Pensamiento exponencial

Se podría definir el pensamiento exponencial como una metodología basada en:

  • La creación de soluciones disruptivas ante un problema.
  • La valentía de escalar con velocidad un determinado proyecto.

Se podría definir así, pero la mejor manera de entender de verdad qué es el pensamiento exponencial (sin tener que pararse a releer la definición) es contraponerlo con el pensamiento lineal mediante el ejemplo de una escalera:

  • Pensamiento lineal: Cada escalón mide lo mismo (10 cm por ejemplo); después de subir 10 escalones estaremos a 100 cm de altura.
  • Pensamiento exponencial: Cada escalón mide un poco más que el anterior (por ejemplo, el doble); después de subir 0 escalones estaremos a 5.120 cm de altura.

Esto puede aplicarse a la manera en la que crece un negocio:

  • Organizaciones lineales: para ganar el doble pueden hacer falta el doble de recursos; una panadería debe vender el doble de pan para ganar el doble y por tanto debe emplear el doble de materias primas para producirlo.
  • Organizaciones exponenciales: pueden ganar el doble sin emplear el doble de recursos porque introducen variables que no se comporten de forma lineal; Airbnb como intermediario, no necesita el doble de recursos para alquilar el doble de pisos.

Crecimiento exponencial aplicado a la empresa

Hemos visto que todo lo que lleve el apellido “exponencial” tiene que ver con la velocidad de crecimiento. ¿Cuáles son empresas que han crecido de esta manera? Algunos ejemplos son:

  • Airbnb
  • Netflix
  • Uber
  • Google
  • Facebook

Y lo más importante… ¿Qué tienen en común o cómo lo han conseguido?

  • Usan nuevas técnicas organizativas
  • Se basan en datos para estudiar sus resultados y corregir su estrategia
  • En lugar de minimizar el riesgo apuestan por la experimentación
  • Tienen un componente digital

Estar abierto a todos estos métodos y aplicarlos ante una determinada situación es lo que se considera tener un pensamiento exponencial.

Aplicaciones del pensamiento exponencial

Si pensamos como lo hicieron los que tuvieron éxito es más fácil que nosotros también lo tengamos. Hasta ahí todo claro en lo que al mundo empresarial se refiere. Pero, ¿esta manera de pensar sólo sirve para crear o hacer crecer una empresa? En absoluto (aunque sí, es con lo que se relaciona la mayoría de las veces).

En política, por ejemplo, no es extraño el caso de ver a partidos políticos tradicionales que no tienen en cuenta las nuevas necesidades de los ciudadanos y los retos de la sociedad conectada. Su pensamiento es lineal, pero se mueven en una sociedad que crece de manera exponencial.

En el plano personal, hay mucha gente que se enfrenta a los cambios intentando paliarlos con pequeñas mejoras o parches. Un pensamiento exponencial implicaría no tener miedo a los cambios y tomarlos como una oportunidad (algo que muchas veces implica un riesgo y una incertidumbre).

Cómo tener un pensamiento exponencial

Y finalmente: ¿Cómo podemos tener un pensamiento exponencial? Nosotros no tenemos la clave, pero sí varios consejos:

  • Por mucho que suene a cliché, sal de tu zona de confort.
  • Sé consciente de que tienes que “desaprender” pensamientos lineales que te limitan (es más fácil decirlo que hacerlo).
  • No censures las ideas que te vengan a la cabeza, por mucho que te parezcan absurdas.
  • Interésate y lee sobre innovación, nuevas tecnologías, marketing y asuntos similares.
  • Asimila que el futuro no está programado y que construirlo depende de nosotros mismos.
Ana Caballero
Compartir este post:
share post :
  • Héctor David Gómez 19 junio, 2020 at 3:22 am

    Gracias Ana por la sencillez de tu explicación sobre el pensamiento exponencial. Saludos cordiales Héctor Gómez

  • Deja un comentario

    Facebook
    Twitter
    Linked In
    Instagram
    A %d blogueros les gusta esto: