Tips para ahorrar dinero siendo estudiante

Tips para ahorrar dinero siendo estudiante

¿Eres de los que se gasta todo su dinero antes de llegar a final de mes? ¿Te cuesta un mundo guardar algo de dinero para más adelante? ¡Entonces estás en el sitio perfecto! Sé que ahorrar dinero es una de las tareas más complicadas a la que nos enfrentamos cuando somos adultos. Por eso en este post te voy a dar unos tips para ahorrar dinero siendo estudiante.

¿Qué puedes hacer para ahorrar dinero?

1. Organízate

Lo más importante y lo primero que debemos de saber a la hora de empezar a ahorrar dinero o, por lo menos, saber cómo hacerlo, es que debemos de ser muy organizados. Este punto es aún más importante si vivimos en otra ciudad, en una residencia o en un piso compartido. En estos casos es muy posible que cuentes con unos pagos periódicos (mensuales o trimestrales): alquiler, luz, teléfono móvil, suscripción a Netflix, la tarifa del gimnasio… Así que es fundamental que organices todos estos gastos que vas a tener de manera fija.

2. Elabora un presupuesto

Una de las formas más sencillas y eficaces de organizarse es elaborar un plan, es decir, hacer un presupuesto en el que muestres de manera clara y concisa cuáles van a ser todos tus gastos fijos al mes, y, por otro lado, cuáles van a ser tus ingresos. Por ingresos entendemos aquel dinero que recibes por algún trabajo eventual o parcial o, simplemente, el dinero que te proporcionan tus padres al mes.

Es importante que estos ingresos sean realistas y fijos, ya que, si sabemos que podemos optar a más ingresos de los que tenemos fijados previamente, puede dar lugar a un error de organización y en consecución, de ahorro por nuestra parte.

Como todos sabemos, lo ideal es que los ingresos superen los gastos. De esta manera, el dinero que te sobre de cada mes es justo el dinero que puedes destinar a tus ahorros. El problema radica en que si los ingresos son menores que los gastos no podremos ahorrar…

Entonces… ¿qué podemos hacer para ahorrar en gastos?

Tenemos dos opciones:

  • Gastar menos. Algunas de las cosas que puedes quitarte para ahorrar en gastos serían salir a cenar fuera de casa menos veces al mes, dar de baja la suscripción de Netflix…
  • Ingresar más dinero. Si eres estudiante o ya has terminado tus estudios, un método excelente para tener algún ingreso extra, es comenzar unas prácticas remuneradas como las que ofrecemos en Talentoteca. Esto último no solo te dará un dinerillo extra, sino que también te ayudará a ganar experiencia para tu currículum 😉

3. Minimiza o recorta en gastos

La mayoría de las veces tendemos a pensar que es imposible reducir nuestros gastos más aún de lo que creemos que lo hacemos. Pero la realidad, es que no es así. En este punto te voy a dar unos consejos que te ayudarán a la hora de relacionarte con el dinero:

– En vez de salir a cenar o a comer a un restaurante, haz un plan diferente con tus amigos o pareja. Puedes hacer un picnic en el campo o quedar en alguna casa para preparar entre todos unos aperitivos. Esto, sin duda, hará que te ahorres bastante dinero.

– Todas las ciudades ofrecen una infinidad de actividades gratuitas para jóvenes, ya sea con el carnet joven o simplemente con el carnet de estudiante. Puedes organizar tu tiempo de ocio en torno a ellas: museos, exposiciones, teatros, conciertos, recitales de poesía… ¡Las opciones son infinitas!

Aprovecha todos los descuentos que se te ofrecen, tanto en el supermercado, como en el cine, por ejemplo, con el día del espectador. Para ello, tienes que estar siempre pendiente y organizarte bien.

– El transporte es una de las variables que más afectan en el plan del ahorro. Usa el transporte público en vez de tu vehículo propio si quieres generar más ahorros. ¡Ah! Y si quieres ir un paso más allá, la idea de utilizar una bici o incluso ir andando a los sitios es también estupenda para ahorrar y para el medio ambiente.

– Y, por supuesto, la ultima, pero más importante: compra con conciencia. Antes de comprar algo, pregúntate si realmente lo necesitas, si de verdad te va a aportar algo en tu vida o si, por el contrario, es solo un capricho temporal.

Este consejo se puede extrapolar a objetos materiales, comida, suscripciones, e incluso a la ropa. Muchas veces compramos prendas de ropa que a los dos meses nos vamos a dejar de poner. Seguramente, no demos uso a más del 50% de nuestro armario, así que prueba a intentar darle una vuelta a tu armario y a tus conjuntos, seguro que acabas dándote cuenta de que no te hace falta comprar más moda este mes.

4. Dale una oportunidad a las cosas de segunda mano

El creciente negocio de segunda mano, con aplicaciones como Wallapop, además de ayudar al medio ambiente apoyando a un consumo más lento y considerado, es la mejor opción a la hora de ahorrar. Ya sea para tanto para vender como para comprar.

Esta práctica se puede llevar a cabo de manera online o en físico con tiendas de segunda mano o vintage. Y aunque puede llevar algo de tiempo encontrar la ropa u objetos en estas tiendas, al final se acaba convirtiendo en un ejercicio divertido que incluso puedes hacerlo acompañado de amigos.

Lo mismo ocurre con la venta. Si tienes prendas en el armario que ya no te gustan o unos libros que ya no utilizas, puedes venderlos y así sumar un dinero extra a tu cuenta de ahorros.

Y tú, ¿qué otros métodos usas para ahorrar dinero siendo estudiante? 😉 Además, si estás de Erasmus o estás pensando en estudiar en el extranjero, también te recomiendo que eches un vistazo a este post de nuestro blog.

Elena Domínguez
Últimas entradas de Elena Domínguez (ver todo)
Compartir este post:
share post :

Deja un comentario

Facebook
Twitter
Linked In
Instagram